zoofilia no
Lucha contra la zoofilia en Change.org

¿Qué es la zoofilia? La vergüenza del Porno con Animales

Aunque ya suponemos que todo el mundo sabe lo que significa o puede imaginárselo, refrescaremos un poco estos conocimientos. Zoofilia es una palabra de origen griego que proviene de la unión de dos palabras: “zoon” i “philia”, en la cual la primera significa animal y la segunda amor (o atracción en el sentido más amplio de la palabra). Ahora bien, no nos confundamos: este amor hacia los animales no es el habitual cariño que se pueda tener por nuestras mascotas o por los animales del mundo en general, sino que tiene más bien una connotación sexual. Por tanto, hablamos de zoofilia cuando personas humanas mantienen relaciones sexuales con animales, ya sea con penetración o no (hay numerosos casos de otro tipo de relaciones, sobre todo en lo que refiere al sexo oral). Estas personas se conocen con el nombre de zoófilos o zoófilicos.

Tipos de zoofilia

Según el tipo de actividad que se acabe haciendo, tendríamos dos tipos de zoofilia:

Atracción sexual

Esta sería la zoofilia en su estado más puro, es decir, la atracción sexual por lo animales. Incluiría prácticas menores como masaje de genitales, uso de la lengua para la excitación de ambos, etc.

Bestialismo

Cuando ya se habla de bestialismo es cuando ya hay penetración, es decir, se realiza el acto sexual en sí. En todo caso se trata de una parafilia sexual, tal y como viene indicado en el DSM-IV (TR), de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

Un poco de historia

Han sido muchos los casos de zoofilia a lo largo de la historia, pero el término no fue inventado hasta 1894, cuando Richard Freiherr von Krafft-Ebing lo introdujo en un estudio sobre la sexualidad humana. Otros términos, como zoosexualidad o zoosexual no llegaron hasta mucho más tarde, concretamente a mediados de los años 80 del siglo XX (como veis, hace relativamente muy poco tiempo). De hecho, cuando se usa la palabra zoosexualidad se hace con un sentido bastante amplio, abogando todo tipo de variantes, inclusive las que son sólo e carácter emocional.

Claudine de Culam

Claudine de Culam fue una chica nacida en Francia en el año 1585 y es conocida por haber sido el primer caso de la historia en que se sentenció una pena de muerte por haber mantenido relaciones sexuales con su perro.

Claudine era una chica de buena familia que no pudo evitar que descubrieran que sentía una pasión hacia su perro que iba más allá de la relación que se puede tener con cualquier mascota. Aunque tanto ella como su familia lo negaron varias veces, al final varios testimonios testificaron en contra de ella y acabó ahorcada junto a su perro para luego ser quemados y olvidados entre cenizas (algo que no se ha conseguido porque 600 años después seguimos hablando de ella.

Problemas e inconvenientes

Aunque pueda haber alguna que otra ventaja, en el caso de la zoofilia lo que pesa más es la parte negativa. De todas formas, hay estudios que argumentan que se trata de una relación sexual que no podría considerase maltrato animal porque se ha demostrado que les produce cierto placer y que una vez lo han probado, son los propios animales los que buscar repetir. Incluso hay personas que defienden que aun aceptando que se esté haciendo uso de un animal sin su consentimiento, es algo que no les producirá dolor y que en cambio sí que son usados para cazar o para pruebas de laboratorio, y eso en cambio no está penado. Se ha argumentado incluso diciendo que muchos de los que practican zoofilia son activistas en lo que a derechos de los animales se refiere.

Pero vayamos a por los inconvenientes, porque aparte de que puede ser una práctica penada legislativamente en muchos países, debemos tener en cuenta las repercusiones que puede haber para nuestra salud.

Cuando se mantienen relaciones sexuales con animales se debe ser extremadamente cuidadoso, pues hay un montón de infecciones que podrían afectarnos. Al fin y al cabo ellos son animales y no llevamos el mismo tipo de vida ni de higiene corporal. Hay incluso personas que han sufrido reacciones alérgicas varias. Todas las infecciones que pueden ser transmitidas de un animal a un ser humano están recopiladas bajo el término de zoonosis, y aquí se incluirían las que se han producido por el contacto sexual y las que no. Pensad que entre los riesgos más importantes podemos encontrar casos de brucelosis, fiebre Q, rabia o leptospirosis. El riesgo disminuye si se trata de animales caseros y que por tanto están más bien cuidados, higienizados y con sus vacunas correspondientes. Y, a no ser que os lo hagáis con primates, no hay ningún riesgo de VIH/Sida.

Vídos Porno de zoofilia XXX en la red

Aunque tenga muchos detractores (como es normal), también hay muchas personas que buscan este tipo de contenidos. Suele encontrarse en las secciones de porno bizarro cuando no hay una categoría exclusiva, aunque también hay otras páginas que se han ido especializando en este tema y que incluso ofrece la posibilidad de seleccionar el tipo de animal para poder ver los vídeos de una forma más específica. Afortunadamente hay otro tipo de páginas que ofrecen como videos porno español o videospornoespanol.name donde se declaran totalmente en contra de este tipo de prácticas.

Normalmente los animales que se usan más para este tipo de prácticas son los perros, ya que por medida, fidelidad con el hombre, higiene y proximidad, resultan unos compañeros perfectos para este tipo de cosas. Ahora bien, no son los únicos: cabras o incluso caballos también pueden ser habituales, incluso las hay que han usado serpientes, aunque esto ya se iria un poco de la idea original…

Otras parafilias

El mundo de las parafilias es muy variado. Se llama parafilia al comportamiento sexual que es atípico, y aquí entran todas las variaciones que os podáis imaginar. Se trata de un tema polémico, pues algunas están consideradas en los manuales de psiquiatría y otras no, o algunas lo estuvieron hace tiempo y ahora ya se han aceptado como algo normal (un ejemplo muy claro es el sexo oral y la masturbación) . Sea como sea, en algunos lugares se han llegado a hacer listas de hasta 549 tipos diferentes, aunque no todas son de nivel psiquiátrico tratable. Aunque la lista sería tan infinita como cualquier debate que se iniciara, nosotros citaremos solo tres ejemplos, uno de cada para que podamos ver un poco las diferencias y los límites entre la legalidad y/o la salud mental.

Masoquismo y sadismo

Estas prácticas estarían hoy en día en la línea fina entre lo que es aceptado y lo que no. Cada vez hay más personas que se consideran aficionadas al BDSM y a los juegos de rol en donde la sumisión, la humillación y la dominación están a la orden del día. Muchos ya no lo consideran parafilia y muchos otros son los que lo comentan abiertamente.

Necrofilia

Necro es un prefijo vinculado a la muerte, y cuando se habla de necrofilia estamos hablando generalmente de la atracción sexual hacia personas muertas, cadáveres. Esta práctica es, evidentemente, un problema. No recibe aceptación por parte de nadie y tampoco los que se sienten atraídos por ello lo suelen decir.

Pedofilia

Y el tercer caso ya no es algo que solamente esté mal visto, sino que además es ilegal. La pedofilia es la atracción sexual que se siente por personas menores de edad, sobre todo cuando los sujetos tienen menos de 13 años. Cuando se detecta algo así debemos anunciarlo corriendo a la policía para que tome medidas en el asunto.